Patologías quirúrgicas ambulatorias en la edad pediátrica

7/04/22 | 242

Autor/a

Pedro José Villamizar Beltrán

Médico especialista Cirugía Pediátrica

Centro Médico Imbanaco, Colombia

Objetivo

Conocer las patologías quirúrgicas ambulatorias más frecuentes en la edad pediátrica

Metodología

Recorrido por las 10 patologías quirúrgicas más frecuentes en consulta en la edad pediátrica

Descripción

Las  patologías quirúrgicas ambulatorias  consisten en casi el 35% de la consulta pediátrica, tanto del médico general como del médico especialista en pediatría.

Por ello, es importante conocer las consecuencias, secuelas y manejo de estas patologías. Aspectos importantes a tener en su abordaje: edad, manifestaciones, signos y síntomas, hallazgos clínicos, tiempo de observación, signos de alarma, tratamiento médico, tratamiento quirúrgico, complicaciones y secuelas.

El doctor determina las 10 primeras causas de patologías más frecuentes en consulta.

Hernia umbilical

En primer lugar, encontramos la hernia umbilical. Esta consiste en una patología muy frecuente, ya que se puede encontrar hasta en un 50% de los niños lactantes (desde tamaños muy pequeños a grandes). Así mismo, se puede observa hasta en niños de 2 años. Sin embargo, si no se cierra de manera espontánea pasado este periodo de tiempo, necesita tratamiento quirúrgico.

  • Congénito, defecto aponeurótico por falta de cierre del orificio de salida de la vena y arterias umbilicales.
  • Hallazgos clínicos: defecto aponeurótico con anillo herniario. Masa reductible o dolorosa a la palpación.
  • Tiempo de observación: 2 años
Hernia inguinal

Igualmente sucede con la hernia inguinal. Esta consiste en un defecto congénito y sucede por persistencia del conducto peritoneo vaginal. 

  • Menos frecuente: defecto de la pared posterior.
  • Hallazgos clínicos: engrosamiento del cordón con crepitación (signo del guante de seda). Masa blanda reductible.
  • Remisión al cirujano: inmediata.
  • Complicaciones: deslizamiento de asa intestinal o del ovario.
Hernia epigástrica

Por otro lado, encontramos la hernia epigástrica, la cual tiene un carácter congénito. Consiste en un defecto aponeurótico a través del orificio de salida de los vasos aponeuróticos y abarcan un porcentaje importante de la consulta en la edad pediátrica. Tienen una sintomatología muy aguda, por lo que requieren de tratamiento quirúrgico.

  • Hallazgos clínicos: masa epigástrica que aumenta con el pujo. Dolorosa a la palpación.
Varicoceles

Otra de las patologías frecuentes son las varicoceles. Estas consisten en las várices que se encuentran en las venas espermáticas o en el plexo pampiniforme y pueden llegar a causar infertilidad.

  • Adquirido. Insuficiencia de válvulas venosas de venas espermáticas. 
  • Mayor frecuencia del lado izquierdo por la forma de desembocadura de la vena espermática en la vena renal izquierda. Si es del lado derecho se debe descartar tumor intraabdominal.
  • Hallazgos clínicos: Signo de “Bolsa de lombrices” y atrofia testicular.
Hidrocele

Siguiendo con el hidrocele, esta consiste en una patología quirúrgica de carácter congénito. El hidrocele se basa un aumento de volumen escrotal, comunicante o no comunicante. Si pasado un año de edad no se ha cerrado,  debe realizarse una intervención quirúrgica.

  • Hallazgos clínicos: Aumento de volumen. Transiluminación positiva.
  • Tiempo de observación: hasta el año de edad.
Ginecomastia

Seguidamente, se encuentra la ginecomastia. Esta es considerada por muchos médicos como una alteración con objeto meramente estético. No obstante, pueden tener efectos sobre la salud mental de los niños y adolescentes.

  • Adquirido, por estimulo hormonal. 
  • Aumento progresivo de una o las dos glándulas mamarias en el varón.
Apéndice y fístula preauricular

Dentro de las patologías quirúrgicas más frecuentes en la edad pediátrica se encuentra el apéndice preauricular. Este, tiene un carácter congénito y se da por evaginación prominente de 4° arco branquial. Presentan complicaciones con la aparición de fístulas preauriculares (manifestadas en forma de orificios). Estos orificios pueden llenarse de secreciones y favorecer el crecimiento de las bacterias. De esta manera, generan riesgo de infecciones peligrosas en el área preauricular. Por lo tanto, deben ser corregidas quirúrgicamente. 

Sinequia de los labios menores

Finalmente, encontramos la sinequia de los labios menores. Se determinan por un influjo hormonal que produce el pliegue de los labios. Habitualmente se confunde con alteraciones anatómicas mayores.

  • Adquirido. Estimulo hormonal.
  • Hallazgos clínicos: No apertura del introito vaginal.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments