Icono cerrar

Clasificación del dolor

22/03/21 | 824

  • Dolor
  • Lecture
  • Estudiantes
  • Especialistas
  • Residentes
Autor/a

Alejandro Zamora García

Médico especialista

Hospital Universitario QuirónSalud Madrid

Objetivo

Entender el dolor como un concepto unidimensional conduce a un fracaso terapéutico y a aumentar el riesgo de cronificación

Metodología

Se pretende hacer una lecture de una clasificación muy básica de los tipos de dolor, para posteriormente poder hacer otros contenidos para estudiantes y residentes del tratamiento del dolor fuera de unidades especializadas

Descripción

El dolor lo define la IASP (International Association for the Study of Pain ) como “una experiencia sensitiva y emocional desagradable, relacionada con daño tisular real o potencial, o descrita en términos de tal daño”.

El dolor es uno de los motivos de consulta más frecuentes en atención primaria. En España se estima que padecen dolor crónico aproximadamente 6.600.000 personas (17.03% de la población). El dolor repercute directamente en la calidad de vida aumentando la incidencia de trastornos del estado de ánimo como la depresión, trastornos del sueño y disminuye la funcionalidad e independencia del individuo. Asimismo, el dolor crónico tiene un coste económico y social por la pérdida de productividad derivada del absentismo laboral y los gastos médicos.

A este impacto sociosanitario se une el hecho de que es una patología transversal, que incumbe a todas las especialidades clínicas.  Un tratamiento adecuado desde fases iniciales es de vital importancia. Para tratar el dolor correctamente hemos de conocer los tipos de dolor en función de su mecanismo fisiopatológico

-Dolor nociceptvo: es el dolor que se produce por el la lesión real o potencial de un tejido no nervioso. Se transmite por la activación de los nociceptores. Los nociceptores son receptores de alto umbral, polimodales,  especializados en detectar estímulos nocivos. El dolor nociceptivo se considera como el dolor fisiológico, ya que cumple la función de sistema de alarma del organismo, que estimula conductas de protección y huida ante situaciones reales o potencialmente perniciosas para el individuo. Cuando es superficial es agudo, punzante y bien localizado. A medida que proviene de estructuras profundas como tendones, ligamentos y articulaciones se torna peor localizado y sordo. Cuando el dolor nociceptivo es de origen visceral, se presenta de forma mucho más difusa y más sorda.

-Dolor neuropático: es un dolor causado por una lesión o disfunción en el sistema nervioso somatosensorial. La IASP resalta que no es un diagnóstico, si no una descripción clínica que requiere una lesión o una enfermedad subyacente que provoque una lesión nerviosa. El tejido nervioso alterado produce un procesamiento aberrante de la señal nociceptiva, disminuyendo el umbral de excitación y produciendo potenciales de acción ectópicos. Se describe como lancinante, urente o eléctrico. Es característica la aparición de alodinia (dolor con un estímulo que normalmente no causa dolor) e hiperalgesia (aumento de la intensidad de dolor percibido a un estímulo que normalmente es doloroso).

-Dolor nociplástico: Dolor que surge por una alteración en la nocicepción, sin que haya evidencia de la presencia de activación de nociceptores o lesión/enfermedad del sistema nervioso somatosensiorial. Es una definición novedosa y controvertida que pretende diferenciar cuadros con síntomas típicos del dolor neuropático en los que no se puede demostrar una alteración del sistema nervioso.

Diferenciar los tipos de dolor según su mecanismo fisiopatológico es clave para instaurar un adecuado tratamiento, especialmente en el caso del dolor neuropático, donde el tratamiento precoz disminuye las posibilidades de que se produzcan fenómenos de sensibilización central y periférica, y con ello disminuyan las posibilidades de que se establezca un dolor crónico.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments