RETO MIR: Cómo enfrentarse a un test MIR

2/09/22 | 88

  • State art
  • Estudiantes
Autor/a

Pablo Fueyo Peláez

Médico residente

Hospital Gregorio Marañón

Objetivo

Recomendaciones y trucos para enfrentarse a un test MIR.

Metodología

Vídeo explicativo sobre recomendaciones y trucos a la hora de enfrentarse a un test MIR.

Descripción

El Dr. Fueyo presenta una serie de consejos y recomendaciones a la hora de enfrentarse a un test MIR. El MIR consiste en una prueba objetiva, la cual consta de 200 preguntas y 10 de reserva. Las peguntas son de tipo test: con 4 opciones posibles, solo una correcta y con penalización de 0,33 puntos por cada respuesta fallada. 

La duración del examen es de 4 horas y media, dividiéndose en 2 bloques. En primer lugar, el bloque 1 con preguntas asociadas a imagen y, en segundo lugar, el bloque 2 de texto. Sin embargo, ambas partes tienen la misma puntuación. Por ello, el autor recomienda hacer primero el bloque 2, al ser más rápido y puntuar lo mismo.  

El contenido del examen cosiste en toda la medicina, con preguntas de distinta dificultad: desde muy fáciles a muy difíciles. Por un lado, hay preguntas que nos piden responder la opción falsa y otras, la verdadera. Por ello, debemos estar muy atentos a lo que nos están pidiendo. 

Por otro lado, la nota del examen no se mide sobre 10 ya que se asigna un número de orden dependiendo de la puntuación obtenida. Este consistirá en el orden para elegir plaza en la especialidad que queremos. 

Antes de empezar 

Antes de empezar es importante firmar la hoja del examen, ya que sin la firma no nos lo corregirán. 

Durante el examen 

  • Debemos ir controlando el tiempo, para ello, podemos utilizar un reloj digital con cronómetro (1 minuto por pregunta). 
  • Se recomienda ir pasando las contestaciones a la hoja de respuestas a medida que vamos avanzando en el examen. 
  • Para evitar el cansancio, podemos parar para hidratarnos y respirar. 
  • Enfrentarse a las preguntas imposibles: pelear la respuesta intentando descartar una opción buscando palabras claves, sin estancarnos en la pregunta. 
  • Enfrentarse a las preguntas: contestar la primera impresión (salvo que hayamos leído mal). 
  • Leer atentamente todas las preguntas para no equivocarse. 
  • Truco: subrayadores de distinto color para distinguir las preguntas según nos pidan verdadero o falso. 
  • Antes de terminar el examen, revisar si hemos pasando bien nuestras respuestas a la hoja de respuestas. 

No debemos olvidar que el examen MIR es un examen más, no define cómo vamos a ser como médicos. 

Conoce más contenidos relacionados: 

  1. Reto Mir, por Miguel Sáez Alegre 
  1. 5 minutos con Javier de Luna Tirado: Oncología radioterápica, por el Dr. Javier Luna Tirado 
  1. 5 minutos con Vicente Martínez: Radiodiagnóstico, por el Dr. Vicente Martínez 

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments