Tratamiento de la Anafilaxia: Adrenalina

15/06/22 | 214

Autor/a

Ana Novalbos Wischer

Especialista Alergología

Hospital Universitario QuirónSalud Madrid

Objetivo

Identificación y tratamiento rápidos de la anafilaxia: la adrenalina.

Metodología

Presentación de la anafilaxia y descripción de los pasos para su tratamiento.

Descripción

La Anafilaxia, según los últimos consensos, se define como una reacción alérgica generalizada, grave, de inicio rápido y que puede causar la muerte.  

Asimismo, implica un compromiso potencialmente mortal de la vía aérea, aparato respiratorio o cardiovascular. Por otro lado, cuando cursa con hipotensión se habla de shock anafiláctico.  

Además, su incidencia se encuentra en aumento, especialmente en los niños menores de 5 años. De esta manera, las causas más frecuentes son: los alimentos, los fármacos y las picadura de insectos.

Es una emergencia médica que requiere una identificación y tratamiento rápidos. 

En primer lugar, es importante conocer el tratamiento esencial: la adrenalina, la cual es fundamental administrarla precozmente. Por otro lado, los corticoides y antihistamínicos son solo tratamientos de segunda línea. 

No existe contraindicación absoluta para la administración de adrenalina en una anafilaxia.  

Efectos secundarios

 A las dosis habituales, sus efectos secundarios suelen ser leves y transitorios como ansiedad, temblor, palidez, palpitaciones, cefaleas.  

Sin embargo, de manera infrecuente puede provocar efectos secundarios graves como  arritmias ventriculares, crisis hipertensivas, edema agudo de pulmón, isquemia miocárdica o cerebral, que se deben tener en cuenta, especialmente en pacientes con patologías previas como hipertensión arterial, cardiopatías, hipertiroidismo, tratamientos con antidepresivos tricíclicos e IMAOs…..  

Administración

Se aconseja su administración por vía intramuscular, ya que se alcanzan niveles plasmáticos más altos y más rápidamente que con la administración subcutánea 

Está comercializada en solución, a una concentración 1/1.000 (1mg/ml).

Por ello, calcularemos una dosis de 0,01 mg/kg de peso. Llegando hasta una dosis máxima en niños de 0,3 mg y en adultos 0,5 mg.  

Los cuadros severos o que respondan mal a una primera dosis, pueden precisar que se repitan dosis cada 5 – 15 minutos. Un 20 % de las anafilaxias requerirán repetir dosis. La mayoría de los casos responden con una o dos dosis.  

La adrenalina por vía intravenosa solo está indicada en caso de hipotensión grave, parada cardiorrespiratoria o en pacientes que no responden a dosis intramusculares y siempre debe ser administrada con el paciente monitorizado y por personal cualificado.  

Tras la administración de adrenalina, el paciente deberá permanecer en observación durante un periodo variable, según el cuadro presentado. En algunos casos de anafilaxia severa la observación se prolongará algunos días 

Autoinyectadores

Los pacientes con riesgo de presentar anafilaxia deben llevar consigo un autoinyector de adrenalina que deberán utilizar en caso de presentar afectación respiratoria o cardiovascular. Es muy importante familiarizar a los pacientes y su entorno con estos dispositivos. 

Se prescribirán a aquellos pacientes que ya hayan presentado una reacción anafiláctica o si se considera que existe un riesgo alto de que esta tenga lugar. 

Disponemos de distintos dispositivos auto inyectables que dispensan dosis fijas de adrenalina intramuscular: Los más utilizados contienen dosis de  0,15 y 0,30 mg, pero también hay dispositivos conteniendo 0,50 mg.  

Estos, son de fácil uso y permiten la inyección incluso a través de la ropa. Se administrarán en la cara anterolateral del muslo.  

En niños  de entre 7,5 a 25-30 kg se utilizará dosis de 0,15 mg (150µg) 

En niños de mas de 25-30 kg,  se aplicarán dosis de 0,3  mg  (300µg) 

En adolescentes y adultos se utilizarán dosis de  al menos 0,3 mg 

Como se usan:
  1. Coger el auto inyector con la mano dominante, por el centro, como un puñal.  El tapón protector debe quedar en la parte superior.
  2. Con la otra mano, Quitar el tapón protector. Nunca poner la mano en los extremos.
  3. Apoyar el dispositivo en ángulo recto en la cara anterolateral del muslo, y presionar fuerte, hasta oír un clic. No se debe aplicar en nalgas.
  4. Mantener 10 segundos la presión, contando hasta 10 pausadamente.
  5. Masajear circularmente la zona de la inyección durante otros 10 segundos.
  6. Llamar o acudir siempre a urgencias (112) , informando de que se ha administrado esta medicación. 

Si no hay respuesta, se puede repetir la dosis en 5-15 minutos, por ello se aconseja disponer de dos unidades. 

Conclusiones

En primer lugar, el tratamiento esencial de una anafilaxia es la adrenalina. Por otro lado, es fundamental administrarla precozmente. Por último, es importante saber que los pacientes con riesgo de presentar anafilaxia deben llevar consigo un autoinyector de adrenalina y estar familiarizados con su uso. 

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments