Icono cerrar

Alergia a Alfa-Gal: la importancia de una buena historia clínica

14/06/22 | 202

Autor/a

Ana Pérez Montero

Alergóloga

Hospital Universitario QuirónSalud Madrid

Objetivo

Alergia a alfa-gal. Debe valorarse en anafilaxias idiopáticas.

Metodología

Presentación sobre la alergia al alfa-gal: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Descripción

La alergia a alfa-gal es una alergia a una molécula de carbohidrato llamada galactosa-alfa-1,3-galactosa que se encuentra en la mayoría de los mamíferos. 

La afección suele tener como causa la picadura de una garrapata. 

Estas garrapatas que causan el síndrome alfa-gal, son portadoras de moléculas alfa-gal provenientes de los animales que suelen picar, como las vacas o las ovejas. Cuando la garrapata portadora pica a un ser humano, inyecta alfa-gal en el cuerpo de la persona pudiendo provocar una reacción del sistema inmunitario en algunas personas y reacciones alérgicas al ingerir carne de mamíferos. Aquellas personas expuestas a muchas picaduras de garrapata, pueden manifestar síntomas más graves. Las personas más expuestas a picaduras son las que suelen practicar senderismo o caza.   

Síntomas 

Los signos y síntomas de una reacción alérgica a alfa-gal suelen ser tardíos en comparación con otras alergias alimentarias. La mayoría de las reacciones alimentarias se producen a los pocos minutos de la exposición. En el síndrome de alfa-gal, las reacciones suelen aparecer entre tres y seis horas después de la exposición. La mayoría de las alergias alimentarias apuntan a una molécula proteica, pero alfa-gal es inusual porque es un carbohidrato, y una demora en su absorción puede explicar la demora en los síntomas. 

 La carne roja, como la carne de vaca, de cerdo o de cordero, las vísceras y los productos hechos de mamíferos, como las gelatinas o los lácteos, pueden causar una reacción. 

 Es interesante destacar que las reacciones alérgicas pueden producirse incluso a medicamentos que contengan alfa-gal. Cetuximab (Erbitux) es un medicamento oncológico que contiene alfa-gal, y las personas que han tenido reacciones alérgicas a este medicamento (por lo general, se trata de reacciones inmediatas porque se administra por vía intravenosa) tienen mayor riesgo de alergia a la carne roja y son mayores las probabilidades de que hayan sido mordidas por garrapatas en algún momento en el pasado.  

Se ha postulado en los últimos años que cuando un paciente ha presentado varios cuadros de anafilaxia sin encontrarse causa (anafilaxia idiopática), hay que descartar alergia a alfa-gal.  

No obstante, no todas las alergias a la carne están provocadas por este mecanismo. La mayor parte de las personas a las que le han picado garrapatas pueden continuar con su alimentación habitual sin presentar ninguna respuesta alérgica 

Diagnóstico
  • Realizar una historia clínica completa y exploración física. Se preguntará al paciente por todo lo ingerido el día de la reacción, si está en tratamiento con algún medicamento y si ha presentado posibles picaduras por garrapatas.  
  • Pruebas cutáneas en prick-prick con los alimentos sospechosos.  
  • Análisis de sangre: Determinación de IgE total, triptasa basal e IgE específica para alimentos implicados y para alfa-gal.  
 Tratamiento

 Al igual que cualquier otra alergia alimentaria, el tratamiento consiste en: evitar la ingesta de carne y otros productos derivados de mamíferos. Se debe revisar las etiquetas los ingredientes de los alimentos comprados para asegurarse de que no contienen carne roja. Por otro lado, también es importante evitar nuevas picaduras.  

Se han descrito casos de pacientes qué han vuelto a poder comer carne roja y otros productos de mamíferos después de varios años sin haber presentado picaduras de garrapatas.    

Conclusiones

En cualquier alergia alimentaria es importante realizar una historia clínica detallada. 

Debe sospecharse alergia a alfa-gal cuándo el paciente ha ingerido carne roja varias horas antes de la reacción y tiene antecedentes de picaduras de garrapatas. 

Hoy en día disponemos de determinaciones analíticas donde se puede pedir IgE especifica a alfa-gal. 

Es importante qué el paciente evite la ingesta de carne roja y otros productos derivados de mamíferos. 

Conoce más contenidos relacionados:

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments