Icono cerrar

Técnicas diagnósticas in vivo: Pruebas cutáneas intradérmicas

20/01/23 | 61

Autor/a

Esther Lourdes Perez Gonzalez

Médico especialista

Hospital Universitario Quironsalud Madrid

Objetivo

Dar a conocer las pruebas de alergia cutáneas intraepdidermicas, su realización y utilizad.

Metodología

Técnicas diagnósticas in vivo.

Descripción

En el contenido anterior, repasamos las pruebas cutáneas intraepidérmicas. En este segundo contenido, repasaremos las pruebas cutáneas intradérmicas.

Objetivos:
  1. Dar a conocer las pruebas de alergia cutáneas intradérmicas.
  2. Saber como se realizan
  3. Utilidad diagnóstica nos proporcionan.
¿En qué consisten las pruebas cutáneas intradérmicas?

Estas pruebas también podemos llamarlas pruebas cutáneas en intradermorreacción o intracutáneas y consisten en la introducción del antígeno por medio de inyección en la dermis.

¿Cómo se realizan?

En este contenido veremos cómo es su realización. Consiste en inyectar el extracto de forma intracutánea. Para ello, se emplean agujas de insulina de un solo uso. Se aplican, al igual que las pruebas intraepidérmicas, en la piel de la superficie volar del antebrazo o, en su defecto, en la zona alta de la espalda, manteniendo una separación entre ellas de al menos 3-5 cm.

Por otro lado, con la mano libre se estira la piel del antebrazo y una vez eliminado lasa burbujas de aire de la aguja, se introduce evitando la penetración en lecho capilar subepidérmico, con la jeringa a 45º y el bisel hacia arriba, haciendo un movimiento hacia arriba para coger solo la piel. Seguidamente, una vez con el bisel bajo la piel y sin introducir toda la aguja, se inyecta suavemente el extracto hasta conseguir un habón de unos 2-3 mm de diámetro que equivaldría a unos 0,01 a 0,05 ml.

Al igual que en las pruebas intraepidérmicas, se valora la reacción inmediata, que aparece a los 20 minutos.

Se considera positiva una pápula de al menos 5 mm de diámetro, con un eritema mayor que el control negativo; cifra que para algunos autores puede ser 3 mm. Si nos objetivamos eritema acompañante nos debe hacer dudar de su validez. Las respuestas positivas pueden valorarse según escala de King y Norman o, de forma más sencilla, mediante cociente pápula/eritema en relación con histamina. El tamaño de la pápula se valora de 1 a 3 y el del eritema de 4-6. La máxima reacción posible es de 3/6 y corresponde a la de histamina. Este método es muy subjetivo y no se puede emplear para trabajos científicos.

Indicaciones

Se emplean, fundamentalmente, cuando la prueba intraepidérmica es negativa y se sigue sospechando, por historia clínica, la implicación de un alérgeno, en concreto de medicamentos o veneno de himnópteros. Sin embargo, no se utilizan en el estudio de alergia a neumoalérgenos o alimentos.

Ventajas y Limitaciones

Esta técnica es más sensible que la prueba intraepidérmica y más reproducible pero con más falsos positivos. Permite obtener mejores resultados con extractos de menor potencia y en pacientes con baja sensibilidad, como los niños o ancianos.

La técnica resulta más molesta para el paciente y el número de reacciones adversas es mayor en comparación con las pruebas intraepidérmicas. Las reacciones sistémicas se estiman del 0,03-0,49%. Se han descrito incluso muertes durante su realización. Por seguridad nunca deben realizarse antes de haber obtenido un resultado negativo en la prueba de prick-test o prick-prick.

La sensibilidad de la prueba disminuye según el tiempo transcurrido desde la reacción. Por tanto un resultado negativo no siempre nos va a descartar alergia y según la sospecha alérgica deberá acomopañarse de otras pruebas adicionales.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments